Manglares y dunas de Veracruz

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

4. Impacto del cambio climático en los ecosistemas

Los efectos de cambio climático sobre la vegetación pueden reflejarse en la modificación de algunos de sus procesos como la fotosíntesis, respiración, productividad, competencia y crecimiento. Estos procesos están en función del aumento de la temperatura, la limitación de la disponibilidad hídrica, la deposición de Nitrógeno o la elevación de la concentración de CO2 en la atmósfera (Terradas, 2001).

La respuesta al cambio de la concentración de CO2 en plantas se refleja en el tamaño de área foliar y la producción de raíces finas (Norby 1996). También el cambio climático ha provocando cambios en la composición y distribución de la vegetación y probablemente en la superficie forestal (Terradas, 2001). Es decir, las especies que conforman los ecosistemas naturales están cambiando su ubicación. Por ejemplo, en la zona montañosa de Xalapa y alrededores cada vez es más frecuentes observar parvadas de pericos, quienes son típicos de ambientes cálidas. Al encontrar temperaturas menos frías, los pericos pueden subir a la montaña.

Los bosques en activo crecimiento absorben grandes cantidades de CO2, retirándolo de la atmósfera y se proponen como una de las medidas recomendadas para compensar las emisiones debidas a las actividades humanas (Terradas, 2001).

Ilustración 10. Efecto del cambio climático en los ecosistemas. Elaboración propia.

La selva del Amazonas en particular, es un área afectada por el cambio climático, ya que se ha reportado que el incremento en la temperatura ha generado una sequía devastadora. Este aumento de temperatura será más frecuente y se predice que la sequía disminuirá la cobertura del Amazonas hacia un 65% para el año 2090 (Giles, 2006). Proyecciones del IPCC (2007), indican que si la temperatura aumentara 3.5 oC extinciones masiva podría presentarse, extinguiéndose entre el 40 al 70% de las especies conocidas a nivel mundial.

Imagen 6. Deforestación de selva baja en la costa de Veracruz. Laguna el farallón. Fotos Y. Merlín

Un caso preocupante son los ecosistemas coralinos, donde la temperatura del agua ha jugado un papel determinante en la existencia de este importante ecosistema reservorio y asimilador de carbono (MEA, 2005). Se pronostica que el aumento en la temperatura del mar afectará negativamente a los arrecifes de coral. Incluso algunos científicos estiman que para el año 2040, los arrecifes de coral del mundo podrían haber desaparecido por el calentamiento del mar (Hughes et al. 2003). Esta potencial situación implicaría la pérdida de una enorme cantidad de especies, de la belleza escénica que ofrecen estos ecosistemas e incluso el aumento de la vulnerabilidad de la población humana al quedar desprotegidos ante los eventos climáticos sin las barreras naturales de coral.

Imagen 7. Blanqueamiento y muerte del coral. Foto: Ken Clifton